¿Te gustaría dar un toque diferente a tu cocina y estás pensando en cambiar el suelo? Entonces sigue leyendo, porque en Cocinas Coem te contamos cuál es el mejor tipo de suelo para cocina, es decir, qué características debe reunir para cubrir todas tus necesidades.

La cocina es, o casi, el lugar más frecuentado de la casa, y por eso lo ideal es disfrutarla al máximo. Para ello hay que equiparla tanto con muebles de cocina y electrodomésticos como con revestimientos de suelo y pared prácticos, funcionales y de calidad. ¿Por qué? Porque necesitas comodidad en tu día a día, por las mañanas para preparar el desayuno, al mediodía o los fines de semana para preparar deliciosas recetas o compartir momentos en familia, y por las noches para prepararte una cena saludable rápidamente y disfrutar del relax.

¿Necesitas ayuda con tu reforma?

¿Cuál es el mejor suelo para cocina?

Tu experiencia en la cocina será mucho más satisfactoria si todos los elementos que integras en ella están adaptados a tus necesidades. Y el suelo, es uno de los más importantes, pero, ¿Cuál es el mejor suelo para cocina?

Los suelos para cocina que están en tendencia son los cerámicos, que por ejemplo pueden imitar a la madera, la piedra natural que ofrece gran resistencia con el paso del tiempo. El microcemento para conseguir un estilo industrial; aunque en este caso habrá que realizar un tratamiento impermeabilizante y antideslizante. Los suelos vinílicos para cocinas también son una muy buena opción, y por qué no, la combinación de diferentes materiales para un estilo mucho más original.

Características que debe tener un suelo para cocina

Independientemente del suelo para cocina que elijas, ya sea de un estilo decorativo u otro, debe agrupar una serie de características clave.

  • Resistente

Que el pavimento de cocina sea resistente es necesario, puesto que el ajetreo propio de cocinar puede conllevar el riesgo de que se caigan platos, vasos, alguna sartén, etc., o que se caiga aceite muy caliente por ejemplo. Y si el suelo tiene la resistencia adecuada evitaremos que, con esos impactos y accidentes, se deteriore y se agriete.

  • Fácil limpieza y anti bacterias

Otro de los requisitos que debe cumplir un buen suelo para cocina es que sea de fácil limpieza y anti bacterias. Esto lo agradecerás en el momento de su limpieza y mantenimiento después de cocinar, y en cuanto a la higiene, sabrás que en el pavimento no se acumularán bacterias que puedan afectar a tus alimentos y a tu familia.

  • Anti deslizante

Como te comentábamos unas líneas más arriba, cuando estamos cocinando se nos pueden caer al suelo alimentos, agua, aceite o salsas. Y si eso ocurre, es importante que el suelo sea anti deslizante para evitar caídas y resbalones, haciendo que tu pavimento de cocina sea mucho más seguro.

  • Decorativo

Por último, pero no por ello menos importante, el suelo de cocina debe ser decorativo. Porque el aspecto estético también es muy importante para que te sientas a gusto y cómodo en tu cocina. Y afortunadamente, hoy en día existen diferentes estilos y tipos de suelos que reúnen las características anteriores, las cuales te garantizarán que tu suelo de cocina es de calidad superior.

Gracias a contar con un buen pavimento de cocina, necesitarás invertir menos tiempo en su limpieza y mantenimiento, ganarás en seguridad porque estará preparado para que no te resbales si se vierte algún líquido o aceite, y además no tendrás que renunciar al aspecto estético porque tienes una inmensa variedad de estilos y acabados para elegir el que mejor combine contigo.