Una encimera puede cambiar completamente tu cocina. Por eso hay que saber bien qué materiales existen y elegirla muy bien. Y claro, no solo hay que tener en cuenta su estética, sino lo funcionales que son. Hoy venimos a echaros una mano y os traemos un resumen de las diferencias de materiales para encimeras que existen en el mercado. ¡Vamos a ello!

La capacidad inventiva del ser humano no tiene límites, prueba de ello la cantidad de materiales y combinaciones que existen para las encimeras de cocina. Vamos a contaros un poquito más sobre algunos de los materiales más populares.

 

Principales materiales para encimeras de cocina

 

Mármol

Empecemos por el señorial mármol. Este material es muy polivalente y aporta sin duda alguna un toque de distinción y exclusividad a la estancia. Aunque está cada vez más en desuso por su precio y estilo (es más clásico), sigue siendo uno de los materiales mejor valorados por los expertos en la materia; ya que es muy resistente aunque sí que es cierto que es mucho más poroso que otros materiales.

Granito

El granito ha ascendido al top de los tops y es uno de los materiales para encimeras más utilizados hoy en día. Y no es para menos. Aparte de que estéticamente es bonito y casa bien con estilos muy diferentes; sus propiedades son excelentes para una estancia que sufre tanto “machaque” como la cocina. Es una roca muy resistente, dura, de fácil mantenimiento y limpieza, que se conserva a la perfección durante mucho tiempo. Aguanta por tanto muy bien altas temperaturas y roces y arañazos.

 

Cuarzo

Aunque tiene propiedades muy buenas como que es muy resistente, fácil de reparar y duradero; sí que es cierto que no aguanta el calor tan bien como otros materiales. Algo que claramente juega en su contra, a no ser que sólo te guste preparar platos fríos.

 

Acero inoxidable

Un material antes reservado exclusivamente para las cocinas profesionales, es uno de los más demandados hoy en día en los hogares. Y es que este material es la base del estilo industrial, tan venerado y deseado hoy en día. Además sus propiedades son excelentes: resistente como nada, súper higiénico y muy fácil de limpiar.

 

Piedras sintéticas

Lo bueno de los materiales sintéticos es que aúnan propiedades muy buenas de diferentes materiales, creando algo así como un súper material único: ultra resistente al calor y a los productos químicos, muy resistentes y aptos para el uso diario non-stop. Suelen estar compuestas por tres grupos de elementos: cuarzo y feldespato; vidrio y sílice; y óxidos naturales. Hoy en día están presentes en casi todos los hogares.

Esta es una pequeña aproximación, pero hay más materiales y marcas que patentan sus propias creaciones; así que, si te apasiona el mundo de la decoración de cocinas (tanto como a nosotros) echa un vistazo a algunas de nuestras creaciones o contáctanos directamente para concertar una cita y así poder hablar tranquilamente de cómo convertiremos en realidad la cocina de tus sueños.